Contacto

Mascotas de cuatro patas, narices húmedas y... ¿todoterreno?

Mascotas de cuatro patas, narices húmedas y... ¿todoterreno?

04 - NOV - 2014

Un perro que se convirtió en cartero y otro que se convirtió en sargento. Aquí te presentamos algunas historias de animales extraordinarios

Stubby fue un pitbull que se convirtió en sargento. Este can combatió en unas 17 batallas, durante la Primera Guerra Mundial. Nada le asustaba: ni tiros, ni bombas, ni explosiones. Después de ser herido por una bomba de gas desarrolló el comportamiento de ladrar cuando tiraban gas mostaza y así avisar a sus compañeros. Murió en los años veinte del siglo pasado y fue recordado como el perro más condecorado de la historia.

Owney ladraba como cualquier can; corría detrás de los autos, escondía sus huesos y de vez en cuando bebía el agua del inodoro. Parecía un perro común, un simple cachorro mestizo que fue abandonado por sus dueños hasta que fue adoptado en 1897 por la oficina de correos de Albany y se convirtió en uno de los perros más famoso de los Estados Unidos.

¿Qué hacía  a este perro tan especial? Owney acompañaba a las cartas en sus viajes, dormía en trenes y barcos de vapor, recorrió más de mil destinos; pero siempre, siempre volvió a la oficina de correos. Se le conocía como el perro de la suerte porque las cartas siempre llegaban sanas y salvas a su destino, y allá donde iba se le otorgaba una medalla del lugar que visitaba.

Owney era un perro “todo terreno” al igual Wojtek, aunque su historia contrasta, sobretodo porque Wojtek era un oso que vivió durante la Segunda Guerra Mundial, en 1942, cuando unos soldados polacos se encontraron un osezno al que adoptaron como animal de compañía.

Una vez adulto, cuentan, el oso colaboró con los soldados en sus batallas: cargaba cajas y ayudaba a los soldados que luchaban. Era un gran amante de la cerveza y pasó sus últimos años feliz en el zoo de Edimburgo. Murió en el año 1963.

Una historia más reciente es la Smoke, un burro iraquí que en 2008 fue adoptado por los marines del Primer Batallón de Combate de Logística de “Camp Pendleton”, en California, al que le dieron ese nombre por la gran afición del animal al tabaco. Smoke fue trasladado a Estados Unidos por un sargento, John Folsom, quien desarrolló un estrecho vínculo con él. El burrito pasó sus últimos años en Nebraska, ayudando a discapacitados y heridos de guerra. Murió en 2012.

La más reciente novedad fue Whisper, un perro que acompañó a su dueño a realizar un salto base de una montaña en Suiza, el video habla por sí mismo, y la sensación de felicidad de ambos deportistas es innegable.

Se suma Jumpy, un perrito que ha sido entrenado por su dueño en más de 22 trucos relacionados con deportes extremos. Es normal verlo caminar en dos patas (las traseras o las delanteras); andar en patineta en pistas de prácticas profesionales; realizar grandes saltos, dar volteretas; entre otros trucos. Jumpy se hizo famoso en 2013 por sus videos que se volvieron virales en poco tiempo.

Nombre del Autor
Autor 18 veces visto

Necesitas estar registrado para comentar

Registrarse con Email Ingresar con Email
TOP