Que ningún pinchazo te detenga

Si eres de esas personas a las que nada les queda grande, y que piensan que es ridículo que eso de cambiar una llanta es cosa de expertos, pues estas recomendaciones son para ti.

Te recomendamos llevar en tu cajuela unos guantes y un overol, estos pueden ser tus mejores aliados para evitar que esta incómoda tarea afecte tu outfit o ensucie tus manos cuando tengas que arrodillarte frente al neumático para sacarlo. Además, puede que tus manos se llenen de tierra o grasa y no tengas donde lavarlas, recuerda que con ellas tendrás que coger el volante y la palanca de cambios para retomar tu camino. En caso de no tener a mano un overol, los guantes y una de las moquetas de tu carro te ayudarán para que no te ensucies.

Recuerda usar un chaleco reflectivo y prender las luces de parqueo si vas a realizar esta tarea de noche. Aunque el chaleco reflectivo no es obligatorio, tenerlo es muy útil en este tipo de inconvenientes para que otros conductores te vean en medio de la oscuridad.

Conoce la gata hidráulica de tu auto, pues no toda son iguales, y no se ubican en cualquier parte para levantar el carro. Es primordial que, en algún momento libre revises el manual de usuario y conozcas el sistema que la marca te proporciona para identificar los puntos exactos de donde puedes elevar tu vehículo.  Es importante saber esto, ya que, si lo pones en cualquier parte o de cualquier forma este puede torcerse mientras sube. Recuerda que la gata debe quedar siempre firme para evitar que tu auto se caiga mientras realizas el cambio de llanta.

También debes identificar si tus aros tienen pernos de seguridad, debes tener claro dónde tienes la llave especial para aflojarlos. Generalmente se encuentra junto al kit de emergencia.

Si la llanta está evidentemente pinchada, estaciónate lo más rápido posible. Si estás cerca de un taller, no tendrás mayor problema, caso contrario, evita andar con la llanta desinflada por mucho tiempo, puedes deformar el aro y no solo deberás reemplazar la llanta, sino también rectificar del aro.

No te olvides de la señalización; prende las luces de parqueo y ubica los triángulos. Si la vía es de un solo sentido, tienes que ubicar los conos o triángulos como señal de advertencia a 30 metros de la parte de atrás del auto. Si la vía es de doble sentido, ubica dos dispositivos, uno a 30 metros adelante y otro a 30 metros atrás del vehículo.

No olvides lo básico.

1. Que el vehículo esté en una superficie plana, apagado, con el freno de mano, la dirección recta y en neutro. Si tienes topes, ponlos debajo de las tres llantas restantes.

2. Afloja los pernos, pero no los saques completamente. Recuerda que debes tener un punto de apoyo para girar sin problema la cruceta.  Ten cuidado de no lastimarte si te ayudas parándote sobre de ella.

3. Levanta el auto con la gata hidráulica, calcula la altura, con cuatro dedos debajo de la llanta.

4. Con la fuerza de tus brazos, ahora termina de aflojar los pernos hasta que salgan. Saca el neumático alzándolo un poco hacia arriba. Evita tirar éste y el repuesto bruscamente al piso, y no te sientes en él.

5. Toma el repuesto, fíjate en la ubicación de los cuatro huecos y ubícalo. Después pon los pernos y con la cruceta asegúralos sin ajustar.

6. Baja la gata y ahora sí ajusta los pernos con fuerza. Usa la misma cantidad de fuerza que al soltarlos, para no dañarlos con exceso de torque.

Te recomendamos llevar la llanta a un lugar especializado para su revisión. Te recordamos que Erco Tires cuenta con más de 100 talleres autorizados a nivel nacional, aquí recibirás la asesoría de un experto para su reparación o reemplazo. Puedes encontrar el Erco Tires más cercano o buscar las llantas que necesitas en cualquier momento y lugar ingresando a www.ercotires.com.

Esperamos que esta información te haya servido y ahora te sientas confiado de cambiar tu llanta tú mismo de la forma correcta y segura.


Publicaciones relacionadas
Cuida tus llantas evitando estos terrenos

Existen varias formas de proteger tus llantas activamente, como el mantenimiento preventivo, en cuanto a cuidado en el taller. Sin embargo, también hay varias cosas que puedes hacer en el camino. Hoy te traemos otras precauciones que debes tomar en cuenta al momento de elegir tu ruta.Lo primero que debes hacer para cuidar tus llantas es fijarte en el tipo de terreno por el cual rodarán. De esta manera, te asegurarás de alargar su vida útil y el tiempo de seguridad que te brindarán. A continuación, describimos los sitios que debes evitar para que tus llantas no lo resientan.        Baches. A pesar de que existen llantas hechas para resistir el tránsito por este tipo de terrenos, no cabe la menor duda de que muchos de los baches pueden ser muy toscos y perjudiciales para tus neumáticos.Este tipo de terrenos son muy comunes y evitarlos puede resultar un reto considerable, pues muchas veces los baches son poco visibles o el camino está lleno de ellos como para poder esquivarlos. Debes prestar mucha atención para poder hacer las maniobras necesarias para evadirlos.2También puedes planificar tus rutas para elegir vías en el mejor estado posible. Actualmente, puedes ayudarte de mapas en línea y, de paso, te ahorras el tráfico. Recuerda que las vías menos transitadas suelen ser menos propensas a tener daños de este     Bordillos de acera. El aparcamiento es uno de los momentos donde el riesgo de toparnos con un bordillo aumenta. Es importante tomar la precaución de no realizar movimientos bruscos o muy acelerados cuando realicemos las maniobras de parqueo.1¿Cuál es el riesgo? Los bordillos de acera pueden provocar daños en el flanco de la llanta, como desgarres o generación de bultos por el golpe. Esto restará el tiempo de vida útil de tus llantas. Además, recuerda que mientras menor sea el número del perfil de tus llantas, mayor es el peligro de que se deterioren.       Caminos rocosos. Aparte de los destinos off-road, hay varios lugares que tienen este tipo de terrenos a modo de decoración (como parqueaderos, parques y fincas). Recuerda que, a pesar de haber llantas hechas para transitar por este tipo de superficies, hay que tener cuidado con ellas. Especialmente, si tus llantas no se encuentran en buen estado (con desgastes o parchados), pues en estas condiciones, son más vulnerables a daños.Ahora que sabes cómo tomar las precauciones necesarias, estás listo para rodar con confianza. Recuerda que debes revisar tus llantas y dar mantenimiento a tu vehículo regularmente. De esta forma, no sólo alargas la vida de tus llantas, sino que garantizas tu seguridad y la de los tuyos....

Ver más
Válvulas de las llantas: lo que debes saber

Hemos hablado una infinidad de temas relacionados con las llantas, pero hay un elemento que suele pasar desapercibido y, sin embargo, es de gran importancia. Por ello, hoy te traemos algunos datos útiles sobre las válvulas de las llantas que seguro te servirán.Lo más común es percatarnos de la válvula cuando estamos midiendo la presión de aire o cuando debes reemplazar tu llanta. Pero es algo que debes tener muy presente para preservar el buen estado de tus llantasy, por ende, tu seguridad y la de los tuyos.Primero ¿qué es una válvula de llanta? Su nombre completo es válvula Schrader o americana, pues fue diseñada en Estados Unidos por la compañía del mismo nombre. Desde 1893, fecha de su creación, se implementa en casi todas las ruedas de caucho. La válvula está formada por tres piezas: cuerpo de goma o metálico, tubo metálico con rosa interior y una tuerca que evita la entrada de impurezas.¿Por qué es importante?Es de conocimiento de todos que las llantas son un elemento fundamental para nuestra seguridad en el camino. Por eso, destacamos la función de las válvulas, pues están sometidas a mucho esfuerzo. Las válvulas son las encargadas de mantener la presión de aire dentro de la llanta. Esto quiere decir que, si una tiene algún daño o se rompe, el neumático se desinflará lentamente, causando, en consecuencia, pérdida de presión en la llanta.Es de vital importancia inspeccionar periódicamente la válvula porque, como todo, se deteriora. El área clave es el vástago (parte de la llanta por donde entra el aire) en el cual debemos buscar grietas, fugas, deformaciones o desgaste. En caso de que notes que tu llanta pierde aire sin presentar huecos o abolladuras, es probable que el problema se encuentre en tu válvula.Como hemos visto, las válvulas responden a la presión que soportan, condiciones de manejo y las características de la llanta donde se ubiquen. Por esta razón, no existe un “tiempo de caducidad” predeterminado para reemplazarlas. Nuestra recomendación es hacerlo en cada cambio de llantas, hazlo en ERCO TIRES, los expertos en llantas....

Ver más
3 tips para que tus llantas duren más

Una vez que encontraste tu llanta ideal, quieres que te acompañe el mayor tiempo posible. La clave está en brindarles el cuidado óptimo para alargar su tiempo de vida útil. Aprovéchalas al máximo con estos consejos que traemos hoy para ti.·       Fíjate en los bordillos. Una práctica muy común en los conductores es parquear sus vehículos pegados al bordillo de la vereda. Lo cual ejerce presión en el interior de la llanta, por lo que es más propenso a deformar su diámetro. Como consecuencia, el exceso de presión podría afectar a la válvula de inflado y conllevar a una fuga de aire.Además, la presión puede provocar daños en la malla de acero interior de la llanta, lesionando su estructura. Lo mismo ocurre cuando se aparca encima de la vereda.·       Olvídate de la quema de llanta. Probablemente has visto esta práctica en algunas películas y, aunque se vea muy atractivo, debes saber que no les hace ningún favor a tus neumáticos.La quema consiste en hacer rodar la llanta estáticamente, lo cual provoca un desgaste nocivo, pues, en pocos segundos, la banda de rodadura se desgasta como si hubiera recorrido varios kilómetros.·      Usa la llanta adecuada. Asegúrate de utilizar la medida del neumático establecida por el fabricante de tu vehículo. Si utilizas uno más grande, golpearás partes del salpicadero y dañarás tu banda de rodadura y flancos.En este punto, debes tomar en cuenta también el tipo de labrado que utilizas y el terreno por donde transitarás, pues usar un neumático para concreto en una zona off-road, puede ser muy peligroso. Con estos simples consejos lograrás que tus llantas se mantengan en óptimas condiciones durante más tiempo y, lo más importante, seguras. Si necesitas un cambio, recuerda que en Erco Tires somos expertos en todas las llantas todas....

Ver más